En el Huila la deserción estudiantil creció 6% durante la pandemia

Principalmente, lo que ha generado este problema educativo son: la falta de conectividad y de herramientas tecnológicas. Adicionalmente, el retorno de estudiantes al vecino país Venezuela, apalancó las cifras de deserción.

La pandemia originada por la covid-19 dejó entrever lo débil del sistema educativo en Colombia y la incapacidad del Estado para solucionar el problema de conectividad y otros factores que ponen en riesgo el futuro educativo de los estudiantes.

La Secretaría de Educación Departamental del Huila, informó que, históricamente el departamento registraba una deserción entre el 3 y 4%; actualmente la cifra está por el 6%, debido a las circunstancias por la covid-19. “Ese número es considerable, pero de alguna manera nos da un parte de tranquilidad porque en comparación con otras partes del país la deserción ha sido alta”, precisó el secretario de Educación, Luis Alfredo Ortiz Tovar.

Actualmente registran 125.300 estudiantes matriculados en las 1.447 sedes con que cuenta la educación huilense. Y para evitar que las cifras de deserción sigan en aumento, el Gobierno Departamental ha implementado algunas medidas para combatirlo.

“Hemos implementado básicamente dos estrategias: una, la llamada estrategia o mecanismo online, en la cual nosotros nos comunicamos con los estudiantes a través de herramientas tecnológicas. El 27% de estudiantes tienen acceso a la comunicación con los docentes y directivos. Y la otra estrategia es la offline, es decir, el 73% de los estudiantes reciben clases a través de mecanismos como la radio, televisión, texto, etc. El número es alto porque la mayoría de los centros educativos están en zona rural”, sostuvo el secretario de Educación Departamental.

Pese a ello, la conectividad y la falta de recursos tecnológicos son el ‘talón de Aquiles’ de la educación virtual al que fueron sometidos muchos estudiantes. Según el Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, estableció que el 95% de los municipios del país no podrá utilizar la educación virtual porque ni siquiera la mitad de los estudiantes tienen computador e internet en su casa.

Neiva

De acuerdo con datos suministrados por la Secretaría de Educación de Neiva, la deserción en la ciudad creció durante la pandemia. Registró en el mes de abril 79 casos y en mayo 298; en total 377 estudiantes optaron por no volver a recibir clases en instituciones educativas del ámbito público y privado.

“Algunos estudiantes del sector oficial obedece al caso de estudiantes refugiados. Hay que recordar que de aquí de Neiva salieron como 10 buses de estudiantes venezolanos que estaban en el sistema; esa es una de las causas. Otra, es la ausencia de conectividad, que es la base fundamental para establecer comunicación con los estudiantes. Ahí tenemos un número de estudiantes que no se han podido conectar y las condiciones socioeconómicas que han sido bastante fuertes en el contexto neivano”, indicó el secretario de Educación de Neiva, Giovanny Córdoba Rodríguez. 

Antes de la pandemia, en Neiva se registraron 55.289 estudiantes matriculados y a la fecha se reportaron 52.031.

Según un diagnóstico realizado por parte de la Secretaría de Educación, 106 no tienen energía, 11.172 sin internet fijo, 12.537 sin internet con plan de datos, 15.886 sin computador y 5.346 no tienen celular smartphone.

El jefe de cartera de Educación manifestó que los docentes fueron capacitados en el uso de plataformas: Moodle, Google Meet y creación de página web.

“Debo aclarar que los maestros y maestras de Neiva han sido muy creativos. Hay docentes que están utilizando llamadas telefónicas, están utilizando el WhatsApp, están utilizando estrategias como talleres y guías para entregarles a los niños, y estoy seguro de que están teniendo también la observancia de las condiciones de bioseguridad. Algunas guías las están entregando en las Instituciones Educativas, ahí tenemos que reconocer el esfuerzo de los padres de familia para reclamarlas. Eso nos da un potencial enorme, creativo, pero también de mucha creatividad de los maestros, rectores, coordinadores y de los padres de familia”, precisó el secretario, Giovanny Córdoba.

Las medidas

Hasta el momento se han planteado la instalación de puntos de internet en zona rural con alcance de un kilómetro, y para estudiantes urbanos se destinarán alrededor de 4.800 SIM card con plan de datos. Esto permitirá enfrentar a los factores que impiden a los estudiantes recibir clases de manera virtual.

“La prioridad justamente está centrada en los niños que se nos han ido del sistema. Entonces, con ellos vamos a hacer un trabajo con la Personería, Policía Nacional y con la Oficina de Infancia y Adolescencia tan pronto podamos hacer una primera mesa de trabajo”, sostuvo el jefe de cartera de Educación Municipal.

Córdoba Rodríguez indicó que con el alcalde de Neiva han analizado la posibilidad de entregar tablets con contenidos educativos, de tal manera que, no necesiten conectividad. “Tenemos un panorama de 14.000 equipos. Para ello, la Secretaría de Educación a destinado unos recursos para que haya una evaluación, diagnóstico y actualización de los equipos, y que podamos avanzar en el préstamo de estos equipos a los estudiantes, para que tengan la herramienta básica para avanzar en la propuesta de aprendizaje virtual”.

Aunque son muchos los esfuerzos de parte del gobierno departamental y local para que la oferta educativa llegue a todos los niños, niñas y jóvenes, debido a que el atraso es de años, las barreras en conectividad y la falta de herramientas tecnológicas han impulsado la tendencia de crecimiento de la deserción. Solo hasta finales del año, se podrá conocer el verdadero impacto de la pandemia en la educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat