Sueños acabados por la violencia

Fueron 20 los cadetes que fallecieron por el atentado terrorista, perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Los jóvenes estudiantes adelantaban sus carreras de oficiales en la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander.

El atentado terrorista contra la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander en la capital del país, perpetrado a la 9:30 de la mañana del jueves  el cual dejó a 20 víctimas pertenecientes a la institución y también al autor material del ataque y 68 heridos. Las víctimas fatales tenían edades entre 18 y 25 años.

Esta Casa Editorial recopiló sus vidas y sus anhelos publicados en redes sociales por su allegados y por los distintos medios de comunicación que lograron identificar algunos fallecidos del carro bomba en Bogotá. Algunos de ellos se destacaron por ser buenos estudiantes, deportistas e hijos.

Estos algunos de  los rostros de las víctimas del atentado perpetuado:

Cristián Camilo Maquilón Martínez, oriundo de Chigorodó – Antioquia, estaba haciendo el curso para oficial de la Policía. Además, era un atleta de la Liga de Atletismo de Antioquia, donde hacía lanzamiento de disco, deporte en el que se destacó en los juegos interescuela el pasado mes de agosto.

Alfonso Mosquera Murillo de 23 años de edad, nació en el municipio de Pradera- Valle del Cauca. Salió de su pueblo natal para cumplir su sueño de ser policía, ayudar a su familia y competir en los Juegos Nacionales porque era deportista de la Liga de Atletismo de ese departamento.

Estiven Prada, de 21 años de edad, oriundo de Ibagué-Tolima. Él Había culminado sus estudios en la Institución Educativa Reyes Umaña, donde pasó a ser parte de la escuela de cadetes. Era arquero e hizo parte del equipo de la institución policial y estaba  capacitándose como oficial desde 2017.

Diego Alejandro Molina Peláez, de 20 años de edad, era oriundo de Pereira-Risaralda. Es egresado del colegio La Salle y se destacaba por ser un gran deportista, fue arquero de diferentes equipos de fútbol. Es hijo del ex secretario de gobierno del mismo municipio. Completaba dos años de curso de oficial de la policía e iba a ser condecorado en la guardia de honor.

Iván René Muñoz, de 25 años de edad, nació en Barichara-Santander. El joven perdió la vida luego de ser sometido a dos cirugías por múltiples fracturas en extremidades inferiores y superiores. Estaba próximo a cumplir dos años en la institución.

Cesar Alberto Ojeda Gómez, de 22 años de edad, oriundo de Floridablanca-Santander. Su padre es alférez de tránsito. Estaba cursando su segundo año como cadete. Según las versiones de su hermana, murió como un héroe porque el joven fue uno de los que fue tras el carro bomba.

Juan David Rodas Agudelo, de 21 años de edad, nació en el municipio de Belén de Umbría, egresado del colegio Nuestra Señora del Rosario. Prestó su servicio militar en la Armada Nacional y en el año 2017 ingresó a la escuela de cadetes, donde soñaba con llegar algún día ser general de la República y servirle a la comunidad.

Allan Paul Bayona, de 22 años de edad, oriundo de San Luis- Tolima. Era atleta de alto rendimiento, corría pruebas de semifondo y gracias a eso consiguió ingresar a la escuela. El entrenador del joven, Nelson Barragán, contó que debido al esfuerzo de la familia “lograron subsidiar los gastos para estudiar allí”.

Diego Fernando Martínez Galvis, de 21 años de edad, nació en Curití-Santander. Es egresado del colegio Eduardo Camacho Gamba. Los amigos lo recuerdan como una persona llena de alegría, dedicado en sus metas, buen hijo, amigo y con muchos sueños.

Juan Esteban Marulanda Orozco, de 19 años de edad, oriundo de Medellín-Antioquia. El 5 de junio de 2017 se enlistó en la Escuela de Cadetes General Santander para seguir los pasos de su papá, un sargento de la fuerza pública. Además, era campeón en equitación y quien seguía los pasos en los carabineros como su padre.

Juan Felipe Manjarrés Contreras, de 22 años de edad, oriundo del Acacias-Meta. Se graduó de bachiller del colegio Santo Domingo Savio de Acacias. Practicaba en la Liga Voleibol del departamento. Ingresó a estudiar el curso de oficial desde hace un año y medio por una beca deportiva.

Carlos Daniel Campaña Huertas, de 20 años de edad, nació en Puerres-Nariño. Era reconocido por ser un excelente estudiante y por su vocación de Policía.

Cristian González, de 19 años de edad, era oriundo de Caldera- Nariño. Llevaba poco tiempo en la escuela y falleció en un centro médico de la capital.

Óscar Javier Saavedra Camacho, provenía de Bucaramanga y se destacó por su participación en competencias de Karate-Do, donde ganó varias medallas en diferentes competencias en la región. Antes de llegar a la escuela de cadetes prestó servicio en una sede de la Policía de Bucaramanga.

Jonathan Efraín Suescún García, oriundo del municipio de Granada-Meta. Era un destacado deportista de Voleibol. Desde hace un año se encontraba estudiando en la escuela de cadetes.

Érika Sofía Chicó  Vallejo, de 21 años de edad, oriunda del vecino país de Ecuador. En el 2016 ingresó a la escuela oficial en Quito y en el 2018 fue una de las becadas para estudiar en Colombia. Era la mayor de tres hermanos. Pasó la Navidad en su país junto a su familia y regresó a Bogotá el 9 de enero.

Diego Pérez, de 21 años de edad, oriundo de Tuluá-Valle del Cauca. Ingresó desde hace un año y medio en la Escuela General Santander. Era amante del rock y del fútbol, ingresó a la escuela de cadetes para seguir los pasos de su padre, que le sirvió al país por más de 20 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat